LA JUVENTUD DE CABAÑAS DICE NO A LA MINERIA

DiarioCoLatino.com Lunes, 17 de Diciembre de 2007

Muchos son los jóvenes de Cabañas que muestran su rechazo a los proyectos mineros en la zona.

Redacción Diario Co Latino

Yeni, Alirio y Ana, son tres jóvenes del departamento de Cabañas que concentran todas sus fuerzas en un solo propósito: detener la exploración y explotación minera en el país. Meses atrás llevaban una vida "normal" como el común denominador de personas en la zona. Pero, no fue hasta que conocieron los peligros que conlleva a la vida y al medioambiente la extracción de metales, que optaron por organizar a sus comunidades y, así, resistirse ante las intenciones de las empresas transnacionales. El nivel de organización de estos jóvenes es tal que hasta realizaron una manifestación pacífica en las principales calles del municipio de San Isidro, Cabañas, para expresar su negativa ante la instalación de empresas mineras en la zona. La batucada, la música rap y de reggaeton, fueron los medios idóneos con los que los jóvenes de San Isidro y de más lugares, expresaron su rechazo contra las intenciones de Pacific Rim, de instalar su minería.

La experiencia de una señorita Yeni González de 22 años de edad vive en el cantón Guacotecti, municipio de San Isidro, recuerda como delegados de la empresa minera Pacific Rim trataron de "comprar", por unos cuantos dólares, a sus amigos y familiares. La mecánica para la "compra de voluntades" es simple: realizan reuniones en las escuelas del lugar para hablar sobre los "beneficios" de la minería.

Luego, intentan persuadir a la gente ofreciéndoles una cantidad cualquiera de dinero por sus propiedades. "La empresa les promete a los jóvenes pelotas, uniformes y un terreno para una cancha de fútbol… ya vienen como dos meses haciendo esto", comenta Yeni. La Mesa Nacional Frente a la Minería ha denunciado en varias ocasiones este tipo de actos por parte de Pacific Rim.

Esta empresa canadiense explora, por el momento, la mina El Dorado. Su maquinaria pesada ha comenzado ha trabajar en el cerro El Limón y, en estos días, tratan de convencer a los pobladores de la comunidad de Cunchinque para que comiencen los trabajos exploratorios. "Los pobladores de Cunchinque no se han dejado ‘dormir’ por las palabras de los de Pacific Rim.

Ellos protegen a toda costa un proyecto de agua que tienen ahí, porque si las máquinas entran, se acaban el agua de las comunidades", explicó la joven. Según Pacific Rim, sólo en la mina El Dorado utilizará 10.4 litros de agua por segundo, es decir 624 litros por minuto, esto es 37 mil 440 litros por hora, o sea 898 mil 560 litros diarios.
Sin embargo, Yeni dice que existen algunos de sus amigos y conocidos indecisos, ya que los ofrecimientos de dinero son "grandes". "Pero hay muchos jóvenes que están totalmente en contra de la minería.

Esta actividad (la manifestación pacífica) lo demuestra", acotó. Alirio y su planteamiento No titubea en decirle un rotundo no a la minería metálica. Alirio Hernández, un joven de 27 años plantea tres aspectos por los cuales no es viable la extracción de metales en el país. La primera es porque existe una "crisis hídrica".
La segunda es por la alta densidad poblacional; y, por último, es por la constante actividad sísmica. "Si los jovenes no nos organizamos, las empresas mineras nos arruinarán nuestro futuro y no podremos superarnos en nuestro propio país", manifestó.

Pero las tentaciones están a la orden del día desde que comenzó "su lucha por la vida". Recuerda que en varias ocasiones representantes de la empresa minera le han ofrecido dinero para que acepte los proyectos mineros. "Algunos allegados míos me han dicho que acepte el dinero, pero no lo voy a hacer. Aunque me den todo el dinero del mundo, no lo voy a aceptar", sentenció Alirio.

La pequeña Ana Yeni y Alirio la superan en edad, pero en lo que si están en iguales condiciones, con la pequeña Ana Pineda, es respecto a la lucha contra la minería.
Ella tiene 13 años de edad y está decidida a "detener" las actividades de las empresas mineras. "Aunque no nos apoya la alcaldía ni la iglesia del lugar, no nos vamos a rendir, porque la lucha que hacemos es justa", sentenció la adolescente.

Los señalamientos y ataques se han vuelto el pan de cada día para Ana. En repetidas ocasiones el padre del lugar los ha tildado de "guerrilleros" por organizarse con sus amigos para evitar la explotación minera. "A mi no me han ofrecido dinero, pero a mi familia sí", comenta.

Y es que el ofrecimiento de ese dinero ha logrado que su familia comience a dividirse. Ana dijo que su tío recibió dinero y, con ello, ha empezado a tener discusiones con ella. "Ya con eso (de que su tío aceptara dinero) mi familia está dividiéndose cada día más", relata con tristeza.

Alcalde no opina
Por su parte, el alcalde de San Isidro, José Ignacio Batista, no quiso responder sobre la actividad de las empresas mineras en la zona. "Mire, el tema es político", se excusó, sin reflexionar sobre la pregunta, y agregó que ni el gobierno central ni Pacific Rim, han presentado un estudio de impacto ambiental sobre la exploración y explotación minera.

Luego el alcalde evadió más preguntas y se retiró a su despacho, sin explicar nada al respecto. Actividad continúa Aún con tantas adversidades, los jóvenes de Cabañas seguirán realizando actividades en contra de la explotación minera en el país.

La juvenil manifestación pacífica es la primera, para demostrar oposición a las intenciones de las empresas mineras, porque buena parte de los jóvenes de Cabañas saben que de realizarse la explotación minera afectará la cuenca alta del río Lempa, a los pobladores del lugar, y a todos los salvadoreños y salvadoreñas, ya que con las aguas del referido cuerpo de agua se abastece el país. Además, los jóvenes saben que el 35% del territorio salvadoreño lo conforman las cuencas del río Lempa.


Publicado el: 24 Diciembre 2007
Categorias: El Salvador
Conflictos Relacionados: