FORO PÚBLICO DE MINA PETAQUILLA BURLA AL PUEBLO DE COCLESITO

El pasado 14 de diciembre, en Coclesito, estaba supuesto a realizarse el Foro Público en donde debía evaluarse el Estudio de Impacto Ambiental presentado por la Minera Petaquilla, para la realización de la minería a cielo abierto para la extracción de oro.

Al llegar el grupo de organizaciones ambientales de Panamá, nos encontramos con dos escenarios:

El primero en la Plaza del pueblo en donde todos los participantes emitían argumentaciones en contra de la industria minera en el área y exponían las consecuencias negativas que ésta tendría a largo plazo en su tierra y en la salud de su gente. La concentración culminó con una representativa y pacífica marcha a lo largo de las calles del pueblo y con un acto de recolección de firmas oponiéndose a la minería a cielo abierto. Mientras en el otro escenario la empresa minera había organizado una feria, con cantadera de décimas, música y animación con un conocido personaje de Medcom.

A este evento le denominaron Foro Público; sin embargo no brindaba las condiciones necesarias para una participación seria y formal, de lo que el análisis del estudio de impacto ambiental de un proyecto como ese implica. Muchos de los participantes inclusive, consideraron el evento como una burla a la inteligencia de la comunidad, que estaba ávida de escuchar argumentación seria y cuestionamientos profundos al proyecto, cosa que nunca sucedió.

<!– @page { size: 21cm 29.7cm; margin: 2cm } P { margin-bottom: 0.21cm } –> La “feria” a la que denominaron Foro Público, carecía de contenido científico, no brindó la oportunidad para que se llevara a cabo una discusión seria y que abriera el marco para que la comunidad afectada pudiera sacar conclusiones, sopesando los efectos negativos que la actividad trae consigo, en función de la temporalidad de los beneficios que ofrecen.
Curiosamente, mientras veíamos gente de la empresa con camisetas “I love Petaquilla” y letreros que señalaban: “Petaquilla es progreso” o “Yo soy Petaquilla”, La realidad más allá de la feria que se llevaba a cabo en el pueblo pretendiendo “celebrar el progreso” ya empieza a reflejar totalmente otro panorama, una realidad que nada tiene que ver con un verdadero progreso. Estas son las imágenes dantescas con las que nos encontramos a pocos kilómetros del poblado de Coclesito. Agua roja con olor a azufre, que quemaba al tacto y drenaba al río contiguo. ¿Esto es progreso? ¿Esto es desarrollo?. El estudio de impacto ambiental no contempla las implicaciones que va a tener el drenaje ácido producto de la explotación minera sobre nuestros ríos. No contempla lo que va a suceder con los deshechos de la mina, lo cuales son los que provocan la contaminación por miles de años. Para muestra un botón. Si hoy, sin haber iniciado formalmente la actividad de explotación, ya podemos ver un impacto como el que muestran las fotografías, no queramos imaginar lo que sucederá en 13,600 hectáreas de concesión a 60 años Señores, progreso no es comida caliente y escuelas pintadas. Progreso es hacer uso responsable y sostenible de nuestros valiosos recursos, sin que su uso aniquile el futuro de nuestras futuras generaciones. Exigimos un análisis y discusión profunda del impacto de esta actividad para nuestro país y si realmente esto beneficia a los panameños. Afectación irreversible de nuestros recursos hídrico, forestal y animal vs. comidas calientes, escuelas pintadas y exoneraciones de impuestos.


Publicado el: 19 diciembre 2007
Categorias: Panamá
Conflictos Relacionados: