CONGRESO BOLIVIANO APRUEBA CONTRATO SIDERURGICO CON JINDAL

viernes 23 de noviembre de 2007
LA PAZ (Reuters)

El Congreso de Bolivia aprobó en la noche del viernes un millonario contrato minero-siderúrgico entre el Estado y la empresa india Jindal Steel and Power para la explotación de la gigantesca reserva de hierro de El Mutún.

La aprobación siguió a una larga negociación que puso fin a las discrepancias entre la Cámara de Diputados, donde el oficialismo es mayoría, y el Senado, controlado por la oposición, informó la oficina de prensa de la cámara baja.
Para entrar en vigencia, la ley del contrato deberá ser firmada por el presidente Evo Morales y luego pasar por un trámite de registro judicial, que podrá durar hasta un mes, dijeron fuentes políticas. El gobernante indígena había denunciado la semana pasada que las objeciones que había puesto el Senado a la ley del contrato con Jindal y a otros proyectos ya aprobados por los diputados eran parte de un plan de desestabilización.

El acuerdo político se tradujo en dos leyes, una que aprueba el contrato y la consecuente inversión extranjera inicial de unos 2.100 millones de dólares en la franja fronteriza de 50 kilómetros, y otra que recoge parte de la propuesta del Senado de reajustar la porción boliviana del proyecto. "Se declara de necesidad nacional la explotación de los yacimientos de hierro del Mutún, mediante la modalidad del contrato de riesgo compartido suscrito en fecha 18 de julio del 2007 entre la Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM) en representación del Estado boliviano y la empresa extranjera Jindal Steel Bolivia S.A, subsidiaria de la empresa hindú Jindal Steel & Power Limited," dice el texto de la primera ley aprobada.

Con eso dio una aprobación expresa al contrato, que abrirá paso a la mayor inversión extranjera directa en un solo proyecto en la industria boliviana.

El largo trámite legislativo del proyecto de explotación del yacimiento de hierro de El Mutún fue comparable a los más de seis meses que demoró la aprobación de los contratos de nacionalización petrolera, que entraron en vigencia en mayo.

El contrato con Jindal, firmado luego de más de un año de negociación, otorga a la compañía india, en sociedad con el Estado, los derechos de explotación del 50 por ciento de El Mutún por 40 años y a cambio de una inversión de 2.100 millones de dólares.

El Mutún, ubicado en la frontera con Brasil, es uno de los yacimientos de hierro más grandes del mundo, con una reserva calculada en 40.000 millones de toneladas de hierro y al menos 10.000 millones de toneladas de manganeso.

El proyecto con Jindal prevé la producción de 1,5 millones de toneladas de acero al año, además de hierro esponja y concentrados y la generación de electricidad para la misma industria y para una eventual exportación a Brasil. Jindal dijo que creará en El Mutún, a unos 2.000 kilómetros al sudeste de La Paz, unos 4.600 empleos directos, el 95 por ciento para bolivianos. (Escrito por Carlos Alberto Quiroga, editado por Silene Ramírez)


Publicado el: 30 Noviembre 2007
Categorias: Bolivia
Conflictos Relacionados: