MIENTE, MIENTE, ¿QUÉ ALGO QUEDA?

Julia Cuadros
Sub Directora de CooperAcción

Desde hace varios días escuchamos al Presidente del Consejo de Ministros referirse a los intentos, de los "comunistas" y otras perlas, de querer parar el desarrollo del país (léase inversión minera).
Cuando el 2 de junio del año 2002, la población de Tambogrande se pronunció, a través de una Consulta Vecinal, en contra de la realización de actividades mineras en su territorio, no lo hizo por capricho, sino por responsabilidad.

Miente el Presidente del Consejo de Ministros cuando dice que por culpa de los "antimineros" se fue la compañía junior Manhattan Sechura, cuando el fue el Ministerio de Energía y Minas quien tomando conocimiento de la demanda ciudadana, le retiró la concesión minera en el casos urbano de Tambogrande, a través de un trámite administrativo. Miente, cuando dice que los "antimineros" se pronunciaron contra la gran inversión minera para dar paso a la minería artesanal. ¿No es cierto, señor Presidente del Consejo de Ministros que más de 10,000 agricultores del Valle de San Lorenzo y Tambogrande se movilizaron en Piura para impedir que el Gobierno Regional (aprista) "formalizara" a los mineros artesanales?

Y también ¿no es cierto que el Ministerio de Agricultura declaró la Intangibilidad del rico Valle de San Lorenzo y Tambogrande, productor y exportador de mangos y Limones; intangibilidad por la que sus pobladores se pronunciaron en la Consulta Vecinal? Y, ¿no es cierto que la Municipalidad Distrital de Tambogrande aprobó una Ordenanza Municipal prohibiendo la realización de actividades mineras artesanales en su jurisdicción?

Lo que sí es cierto, es que hace más de 5 años los pobladores de Tambogrande viven una sequía no declarada, que ha arrasado con sus sembríos y con sus animales en la zona del Bosque Seco Algarrobal. Y también es cierto que ni las autoridades del Gobierno Central ni del Gobierno Regional han tomado medidas efectivas para garantizar los medios de vida y los ingresos de hombres y mujeres que ahora se ven obligados, por el hambre, a convertirse en mineros artesanales, con todo el riesgo que ello implica.

También es cierto que la Municipalidad de Tambogrande, después de la Consulta cuenta con un Plan Estratégico de Desarrollo Distrital, concertado entre autoridades locales, representantes del Estado y la población organizada, que apuesta por un desarrollo sostenible con equidad, basando en actividades agropecuarias, agroexportadoras y de manejo sostenible del bosque seco. Desde hace 4 años los pobladores y pobladoras priorizan democráticamente sus proyectos en base al plan distrital y los aprueban en el proceso del Presupuesto Participativo, con apoyo de las ONGs y de la cooperación internacional, frente a la ausencia y la responsabilidad de los entes estatales.

En 15 años de expansión de la minería en el Perú, sólo se ha realizado una consulta vecinal, la de Tambogrande. Este domingo 16 de septiembre se realizará la segunda Consulta Vecinal, esta vez en los distritos de Ayavaca, Pacaipampa y El Carmen de la Frontera, convocada por los Alcaldes y sus Concejos Distritales, a pedido de las poblaciones que los eligieron.

La consulta no es vinculante, es cierto, y ellos lo saben. Pero el jueguito de palabras "No Vinculante, por tanto Ilegal" es un insulto a la inteligencia de peruanos y peruanas. Preguntamos ¿tienen o no derecho los pueblos y sus alcaldes a expresar su opinión?
Lo tienen ¿Tienen o no derecho a decidir sobre su futuro? Lo tienen. Entonces, ¿de qué estamos hablando señor Presidente del Consejo de Ministros? O como dice el dicho ¿miente, miente, que algo queda?


Publicado el: 13 septiembre 2007
Categorias: Perú
Conflictos Relacionados: