SOLIDARIDAD CON IGLESIA DE CHULUCANAS

P.Marco Arana

La Diócesis de Chulucanas, su obispo y sacerdotes son acusados de actos ilegales por respaldar la consulta ciudadana convocada por los alcaldes de la frontera norte en relación a la realización de actividades mineras en el territorio de las dos comunidades de Yanta y Segunda y Cajas donde una empresa minera se halla sin tener los permisos legales de las comunidades. Las autoridades del gobierno apoyan a la minera y desprotegen los derechos de las comunidades. Nuestra solidaridad con Mons Daniel Turley, el padre Jesús Ramírez Duque y todos los sacerdotes, religiosos y religiosas que fieles a su misión evangélica acompañan a su pueblo en la defensa de la vida.

En horas en que sus pueblos se preparan para ejercer su derecho ciudadano a la consulta, tengamos en cuenta las enseñanzas de nuestros obispos en la V Conferencia Episcopal de La Aparecida: "Nuestra hermana la madre tierra es nuestra casa común y el lugar de la alianza de Dios con los seres humanos y con toda la creación. Desatender las mutuas relaciones y el equilibrio que Dios mismo estableció entre las realidades creadas, es una ofensa al Creador, un atentado contra la biodiversidad y, en definitiva, contra la vida.

El discípulo y misionero, a quien Dios le encargó la creación, debe contemplarla, cuidarla y utilizarla, respetando siempre el orden que le dio el Creador. " (La Aparecida Nº 125) P. Marco Arana


Publicado el: 2 septiembre 2007
Categorias: Perú
Conflictos Relacionados: