ABSUELVEN A DIRIGENTES DE AYABACA

CONACAMI
1/8/07

Las falsas acusaciones de trabajadores de la empresa minera Majaz no prosperaron. La Primera Sala Penal de Piura, absolvió a los dirigentes del Frente de Defensa de Medio Ambiente, La Vida y El Agro de Ayabaca, Mario Tabra Guerrero, Wilberto José Acha Acha y Gerardo Chamba Vicente quienes eran acusados por el supuesto delito de secuestro.

En sentencia leída esta mañana se desestimaron los cargos contra los dirigentes debido a la falta de consistencia de la denuncia interpuesta por José Carlos Arrieta Facundo, Carlos Guarnizo, Carlos Bermejo y Cristine Boulante, todos ellos trabajadores de Majaz. Los denunciantes, a través de versiones falsas y contradictorias pretendieron responsabilizar a los dirigentes de los supuestos hechos ocurridos el 28 de febrero del 2005 cuando retornaban del centro poblado de Laynas jurisdicción de Pacaipampa a bordo de una camioneta doble cabina luego de realizar un estudio de mapeo para la Minera Majaz antes de llegar al caserío de Curilcas encontraron el camino bloqueado con ramas de árboles y troncos con una banderola blanca con la inscripción de las siglas de PCP – SL

Una vez que se detuvo el vehículo de unos matorrales salieron de la oscuridad unas 200 personas que portaban látigos y palos quines a viva fuerza los hicieron bajar llevándolos a dicho caserío públicamente fueron castigados en presencia del los pobladores del lugar por ser trabajadores de la mina que después de ocho horas fueron liberados resultando herido el trabajador ARRIETA FACUNDO".

Durante el juicio desarrollado durante todo el mes de julio el abogado defensor de los dirigentes, Quique Rodríguez, demostró en reiteradas ocasiones que las acusaciones contra sus patrocinados eran falsas, incluso se ha puesto en duda hasta la existencia misma del hecho, demostrando que tales declaraciones fueron urdidas por la mina quienes utilizando a sus empleados han querido presentar el hecho como un acto terrorista, quedando al descubierto como una patraña cuya finalidad era desnaturalizar la protesta para encarcelar a los dirigentes.

Lo cierto es que hoy, por fin, la justicia se ha puesto del lado de las verdaderas víctimas, es decir de los dirigentes del pueblo, cuyo único delito es la abierta defensa de la vida, el medio ambiente y el agro en Ayabaca, falta por la que habrían sido sentenciados aplicándose el marco legal que criminaliza la protesta.


Publicado el: 2 Agosto 2007
Categorias: Perú
Conflictos Relacionados: