CRISIS DE LA SALUD EN LA OROYA CONTINUA

REGRESA DELEGACION RELIGIOSA PERUANA DE LOS EE.UU.

Nota de Prensa 15 – 06 – 07

La población de La Oroya continúa respirando diariamente altos niveles de dióxido de azufre (S02), plomo (Pb), arsénico (As) y cadmio (Cd), según un informe de la Asociación Civil Labor, basado en los Reportes de Monitoreo, entregados por la empresa Doe Run Perú (DRP) al Ministerio de Energía y Minas (MEM). Informe que contradice las afirmaciones que hiciera la empresa DRP ante la Comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos, Afroperuanos Ambiente y Ecología del Congreso de La República, en La Oroya en mayo pasado Ante esta situación irrefutable de crisis en la salud de la ciudad, una delegación plural de líderes religiosos peruanos, conducida por monseñor Pedro Barreto, arzobispo de Huancayo, estuvo la segunda semana de junio en los EE.UU., tratando de solicitarle a Ira Rennert, dueño del Grupo Renco, dueño a su vez de DRP, que reduzca los niveles de emisiones tóxicas en La Oroya.

Si bien no fueron recibidos por el millonario judío norteamericano, fueron escuchados por numerosos medios de comunicación del país, colocando en el escenario internacional un problema de solución largamente postergada por el Estado peruano y la empresa.

A su regreso, este sábado 16, al Perú, darán más información a la prensa nacional sobre sus logros y expectativas de solución a la situación de la salud de La Oroya.
DRP afirmó haber alcanzado los Estándares de Calidad Ambiental (ECA) de Aire para plomo, pero a febrero del 2007 DRP no cumplió con ello en La Oroya Antigua, en donde se encuentra la Estación de Monitoreo Sindicato, excediéndose en un 68%.

Además, DRP, en los últimos dos años, emitió más plomo en el aire con respecto al año 2002. La importancia de la Estación de Monitoreo Sindicato reside en su cercanía (0.8 Km.) al Complejo Metalúrgico de La Oroya (CMLO) y por estar ubicada en La Oroya Antigua, donde vive más de la mitad de la población de la ciudad, que padece las consecuencias de la exposición a estos contaminantes.

Efectos que van desde el deterioro irreversible del sistema respiratorio, diferentes tipos de cáncer, efectos en el sistema reproductivo y en el desarrollo y daños a órganos vitales; hasta cambios de conducta y en la actividad cerebral y agotamiento permanente, sobretodo en niños y niñas pequeños.

Según la Prórroga Excepcional del Proyecto Plantas de Ácido Sulfúrico del Programa de Adecuación de Manejo Ambiental (PAMA) del CMLO, aprobada en mayo del 2006 por el MEM, DRP no está obligada a alcanzar los ECAS de Aire para dióxido de azufre hasta el 2009. Sin embargo, el informe señala que en La Oroya Antigua las emisiones han tenido una tendencia creciente cada año durante los últimos 9 años, cuando DRP afirmó que hubo una reducción del 22.5% de las emisiones de dióxido de azufre desde 1997[1].

Lo que es peor, en La Oroya Antigua, en enero del 2007, la empresa cumplió sólo siete días con los estándares peruanos y sólo un día cumplió con los estándares establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En arsénico, la tendencia de las emisiones en los dos años anteriores es creciente. Excediéndose en La Oroya Antigua hasta en 14 veces más el promedio de las ciudades europeas altamente contaminadas para este metal, que es un agente tóxico y cancerígeno.

En cadmio la situación no es menos preocupante, pues el promedio anual de estas emisiones en La Oroya Antigua sobrepasa 25 veces los límites recomendados por la OMS.

Más información: www.todosobrelaoroya.org
Raúl Chacón [email protected]
María Isabel Ferreira [email protected]


Publicado el: 30 junio 2007
Categorias: Perú
Conflictos Relacionados: