MINERIA ILEGAL EN TALAMARCA

Intereses extranjeros intentan comprar asamblea de Asociación de Desarrollo

Una actividad que se desarrolla sin mayor atención año tras año en Alta Talamanca resultó ser foco de atención y de mucho dinero invertido este julio del 2007.

La Asamblea de la Asociación de Desarrollo Integral Indígena Bribri de Talamanca (ADITIBRI) fue una batalla entre los interés de las trasnacionales de minería y las comunidad indigena Bribri. 
No menos de 20 millones de colones invirtieron lo mineros en la campaña de uno de los candidatos. La anterior convocatoria a asamblea había terminado en un zafarrancho organizado por una turba contratada por los mineros. Antes de que la turba iniciara para boicotear la asamblea se les repartieron bicicletas y días antes ya se habían repartido televisores.

La movilización en buses, las camisetas, la alimentación, un equipo de abogados, un costoso periódico y mucha propaganda por toda la comunidad… todo pagado por unos extraños intereses de un extranjero que según varias denuncias realiza una exploración minera de manera ilegal en los rincones montañosos del territorio indigena.

La influencia de este oscuro personaje llegó hasta los corresponsales del Diario Extra y Canal 7 para que contribuyeran a buscar la ingobernabilidad del territorio indigena y que no se eligiera una junta directiva. Desde 1978 que se creó la ADITIBRI nunca se vio una campaña igual donde los intereses foráneos penetraron tanto. Aun así como emulando lo que pasará en el referéndum del TLC la comunidad y la malicia indígena se impuso sobre los intereses particulares cerrando filas contra la corrupción minera.

Los ecologistas costarricenses se hicieron presentes para presentar la otra cara de la minería como la contaminación y la explotación de la madre tierra.
Varios de los dirigentes indígenas tenían bien claro el vínculo entre TLC y destrucción de las trasnacionales, así como la minería y el petróleo. Conversaron con los maestros de la zona y propusieron reactivar los antiguos comités para retomar la lucha contra la minería y el TLC.

El Cantón de Talamanca es el más grande del país abarca un 5% del territorio costarricense. Del total del cantón el 55% corresponde a Parques Nacionales (los parques nacionales Chirripó Amistad, Cahuíta), un 31% son reservas indígenas (Kekoldi, Talamanca Bribrí Talamanca Cabécar y Telire), un 2% al Refugio de Vida Silvestre Gandoca Manzanillo y un 12% corresponde a áreas no protegidas.

El pueblo Bribri guarda celosamente recursos geológicos, biológicos y agua. Desde siempre las compañías mineras han querido esos recursos. Ahora este oscuro personaje Noruego esta trabajando en base a la necesidad y el hambre de la población para comprar y dividir a las comunidades.

Minería ilegal

los indígenas de Alto Urén denunciaron que entre el 9 y el 11 de julio del 2006 helicópteros sobrevolaron la zona y sin ningún permiso de la comunidad, una cuadrilla de trabajadores taló casi una hectárea de bosque para instalar un campamento minero. Los indígenas denunciaron a la Asociación de Desarrollo Bribri que un empresario extranjero pretendía extraer, oro, cobre, petróleo y esmeraldas.

Los líderes de la Asociación de Desarrollo Bribri tuvieron un contacto con el empresario noruego, el 11 de julio del 2006, ese mismo día denunciaron las actividades de exploración. "vino a la Asociación una persona de nacionalidad noruega a disculparse por ingresar a los territorios indígenas sin nuestra autorización, dijo llamarse Helge Haaversene", recordó el presidente de la Asociación Bribri, Abelardo Torres. "El noruego pidió perdón por el daño ambiental ocasionado, pero también pidió permiso para continuar con sus estudios y solicitó nuestra autorización para instalar unas casas de aluminio donde despejaron el bosque, nosotros se lo negamos y le pedimos que se marchara" dijo el vocal de la Asociación Bribri, Albir Morales.

Algunos vecinos de la comunidad de Amubri reconocen también al noruego como un benefactor pero también advierten que este extranjero reactivó hace pocos meses una cooperativa indígena llamada Coopetauyulok , dedicada a la explotación minera.

Coopetauyulok que en Bribri significa "buscando el oro" está integrada en su mayoría por indígenas de las comunidades de Amubri y Bribri y se creo hace 8 años con la intención de iniciar la extracción de los minerales de las montañas de Alto Urén.
Pedro Guerra, es un indígena de Amubri, el integró la Cooperativa, pero renunció a ella hace varios meses "me salí para evitar problemas con los vecinos que rechazan la actividad minera, recuerdo que hace tres meses vino un noruego con su abogado aquí a mi pulpería, ellos querían iniciar una exploración de minerales" dijo el ex integrante de Coopetauyulok.

Los representantes de la Asociación de Desarrollo de Bribri temen que exista una relación política tras este intento de exploración minera furtiva "el 8 de agosto el presidente de la cooperativa me comentó que ellos tenían la autorización del ministro de la presidencia, Rodrigo Arias, para realizar la incursión; me dijeron que este señor es muy importante y que también tiene relación con el señor Torrijos en Panamá para realizar la exploración desde ese lado del Parque La Amistad" indicó Albir Morales.

FECON. www.feconcr.org


Publicado el: 30 Junio 2007
Categorias: Costa Rica
Conflictos Relacionados: