La ministra del Ambiente prohíbe la apertura de nuevas minas

22-03-2007

de carbón en el Zulia Venezuela

Enterramos en Caracas el fantasma del carbón
Sociedad Homo et Natura Colectivos ambientales Comunidades indígenas Wayúu y Yukpa de la Sierra de Perij’a

Por una orden presidencial, la ministra del ambiente Yubiri Ortega de Carrizalez anunció ayer ante los pueblos indígenas Yukpa y Wayúu de la Sierra de Perijá la prohibición de abrir nuevas minas de carbón en el estado Zulia, quedando impedidas además, por el mismo mandato presidencial, indicó, las ampliaciones de las minas Guasare y Paso Diablo proyectadas por Corpozulia y su filial Carbozulia. Ayer, la resistencia indígena de Perijá, los movimientos sociales y ecologistas movilizados a la toma del Ministerio contra la minería, sentimos que habíamos enterrado en Caracas el fantasma del carbón y toda su amenaza que por años golpea contra los pueblos indígenas del Zulia.

Sin embargo, mientras no sean derogadas por decreto las concesiones mineras en tierras indígenas, la lucha continúa.
Estamos esperanzados, la ministra del ambiente, señaló en reunión con los caciques Yukpas, los Wayuu, la Sociedad Homo et Natura y medios comunitarios alternativos, que es orden del presidente Chávez, un nuevo modelo de desarrollo para la zona, el cual ya ha ordenado bajo criterios de ecología, siembra, turismo y desarrollo sostenible.

Sabemos que el poder trasnacional del carbón en el Zulia seguirá serpenteando la supervivencia, a toda costa, de su mega proyecto carbonífero.
Quedan interrogantes como el futuro del Puente Nigales, Puerto América (hoy Puerto Bolívar) y los ferrocarriles del Zulia, todas, plataformas de salidas para los planes de los expansión de la minas de carbón que se pretendían abrir en territorios indígenas, ahora impedidas por mandato presidencial.

La ruina de los miserables Martínez Mendoza, lanzó su estocada final, armando una contra marcha pagada, obligando a los consejos comunales de Mara, a los mineros y sus familias a solicitar la apertura de m’as minas de carbón, al oír el planteamiento presidencial: agricultura, ganado y turismo a cambio de no mas carbón, los emisarios pagados por Mendoza, abandonaron el negro guión ordenado por Obis Prieto (presidente de Carbozulia) el jueves en la hacienda Altamira y aceptaron la propuesta de desarrollo sostenible a cambio de la no minería carbón, iniciativa que el próximo jueves se llevará hasta Mara.

Si las minas de carbón, por todo lo que representan, el luto mundial de miles de familias que han perdido sus hijos, esposos, la miseria social que engendra a su paso, la contaminación de los suelos, el aire las aguas, la pérdida de bosques, sus ríos, su biota; son frenadas para siempre.

Si el Estado venezolano, decreta finalmente la derogación de las minas de carbón a cambio de la siembra, del pastoreo de lo sostenible, a favor de la vida, nos encontraríamos los ojos del mundo mirando el acto de justicia social ejemplo y principio del cambio necesario.

La minería de carbón y sus planes, acabaron pueblos enteros en Mara, acabó los bosques y los ríos a su paso, dejó sin tierras a los indígenas Barí, arrodilló durante décadas la dirigencia indígena y la sumió a la vergüenza y el desprecio de su propia gente.

Decir hoy: ni una mina más de carbón en el Zulia, presidente Hugo Chávez, es devolverle la esperanza de futuro al pueblo Wayúu de Mara y Páez, a los indígenas de la Sierra de Perijá, a la vida misma. A la espera del decreto que derogue para siempre esta negra maldición abrevadero del diablo.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=48603


Publicado el: 5 abril 2007
Categorias: Venezuela
Conflictos Relacionados: