LLAMADO A LOS OBISPOS

PARA TENER EN CUENTA EN LAS ORIENTACIONES PASTORALES QUE PUEDAN DARNOS EN “LA APARECIDA”

Los sacerdotes, religiosas y religiosas, laicos y un pastor metodista reunidos en el Encuentro Latinoamericano sobre Justicia Ambiental y Minería en América Latina, realizado en Oruro-Bolivia, los días 9 al 11 de Marzo de 2007, nos dirigimos a los obispos de nuestro continente que participarán en la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano de “La Aparecida” para pedirles tengan en cuenta algunas de nuestras preocupaciones pastorales y las incorporen en las orientaciones que puedan darnos para animar nuestro testimonio de vida cristiana en medio de nuestros pueblos: 1. Vivimos en América Latina una etapa de crecimiento intensivo de las inversiones, en las industrias extractivas, que están generando impactos destructivos sobre el medio ambiente y provocando el crecimiento de conflictos sociales, los cuales han llegado a poner en peligro la vida misma de las personas; frente a todo ello, la iglesia renovará sus esfuerzos por seguir educando y trabajando para favorecer la justicia de la cual será fruto la paz.

2. Constatando que estas actividades están causando el sufrimiento de la tierra, haciendo sufrir las personas, especialmente a las más pobres, que tienen menos recursos para protegerse, nuestra Iglesia deberá seguir profundizando en su opción por la vida, la opción preferencial por los pobres y la defensa del ambiente.

3. Se ha roto la comunión con Dios, la comunión con los hombres y mujeres, así como la comunión con la creación.
La Iglesia deberá pronunciar su mensaje profético de denuncia de lo que está ocurriendo y anunciar la esperanza promoviendo acciones que conduzcan a una pastoral de la reconciliación con Dios, los hombres y mujeres, y la creación.

4. Han surgido en el continente, líderes y movimientos ecologistas que defienden y protegen la vida, por cuya opción de vida están siendo amenazados por aquellas fuerzas que destruyen la creación.
En algunos casos, se ha ocasionado la muerte de estos líderes, por el hecho de defender la creación amenazada. Como Iglesia, defensora de la vida, estamos urgidos a la solidaridad con quienes son perseguidos y amenazados.

5. La destrucción de la tierra y del agua ponen en peligro la vida misma y la sostenibilidad de las comunidades nativas, indígenas y campesinas. La Iglesia profundizará su compromiso con la defensa de los derechos de las comunidades más excluidas y amenazadas en su propia sobre existencia.

6. Estamos llamados a valorar la cultura y la sabiduría de las comunidades indígenas apegadas a la tierra en las que reconocemos la presencia de Dios, nuestra tarea evangelizadora anunciará el Evangelio y fortalecerá la espiritualidad de defensa de la vida.

7. Desde el anuncio del Dios de la Vida que nos fortalece enriqueceremos nuestras celebraciones y nuestra vida sacramental, siempre abierta a la contemplación del don de la creación que fue hecha buena y que hemos desfigurado.

Firman:
P. Eduardo Chepillo – Chile
P. Juan de la Cruz Rivadeneira – Pastoral Schuar – Ecuador
P. Erick Gruloos – San Miguel de Ixtahuacan – Guatemala
P. Marco Arana Zegarra – Perú
P. Miguel Córdova OMI – Perú
Daniel Le Blanc OMI – Perú
P. Seamos P. Finn – OMI, Washington USA
Hna. Isabel Ramírez – Centro Vicente Cañas – Cochabamba, Bolivia
Hno. Gilberto Pawels OMI – Oruro, Bolivia
Sr. Luis Faura – Pastoral Salvaguarda de la Creación – Chile
Pastor Modesto Mamani – Iglesia Evangélica Metodista en Bolivia


Publicado el: 3 abril 2007
Categorias: Latinoamerica
Conflictos Relacionados: