Pasivos ambientales mineros: barriendo bajo la alfombra

 
Durante siglos los pasivos ambientales han existido en América Latina. Durante siglos las comunidades estuvieron expuestos a ellos, vieron empeorar su calidad de vida, aprendieron a vivir con el temor de los derrames y la resignación de las enfermedades, educaron a sus hijos enseñándoles que ahí había veneno o que no había que ir allá porque era peligroso y sepultarona varios tras la huella tóxica siempre viva del “desarrollo y el enriquecimiento prometido”.Sin embargo, solo ahora, -diremos desde los años 90 en adelante- comenzó a generarse debate parlamentario sobre este tema, a entrar (no en demasía, pero sí algo) en los medios de comunicación, a propiciarse una institucionalidad que se hiciera cargo de estas verdaderas bombas de tiempo desperdigadas por todo el continente.


Haga clic para descargar documento